martes, 6 de marzo de 2012

Los melocotones = The peaches = Les pêches


SOLO UNA FRUTA

Mis hijos son pequeños todavía.                   
Diariamente en la mesa,                           
llega la hora de la fruta,                       
y tengo que pelar una manzana                     
o una naranja.                                   
Yo tengo prisa por terminar de comer.             
Para mí la mesa suele ser una obligación         
no demasiado grata.                               
Pienso que pierdo el tiempo                       
pelando esta manzana que miro silencioso.         
Pero tomo el cuchillo y enseguida mi oficio       
cobra una dimensión de no sé que importancia.     
( Me acuerdo de aquel jefe que tuve               
hace ya muchos años.                             
Era muy alto, y me parecía                       
menos hostil que otros.                           
Allá arriba, en las sienes, le brillaba           
el blanco cabello inicial                         
como a ciertos actores de cine                   
de tópica atracción entre muchachas               
aún adolescentes.                                 
Tenía yo entonces poco mas de veinte años.       
Y él hablaba así - mientras yo escuchaba -       
con otros compañeros:                             
" Yo creo que el hogar                           
es sentarse a la mesa diariamente                 
y pelar fruta para cuatro"...                     
Otro día se murió;                               
sí, joven todavía.                               
Y cuando me dijeron que había muerto             
yo solamente pensé en la mesa enorme de su casa, 
sola con unos cuantos frutos                     
esperando aquel ademán cotidiano                 
y un débil malhumor que ya no volvería.)         
Ahora, todos los días tomo el cuchillo, y tengo   
que pelar la manzana o la naranja.               
Me molesta, me aburre.                           
Siento que pierdo el tiempo,                     
que debo levantarme de la mesa                   
para hacer algo que creo más importante.         
Pero me acuerdo de aquel hombre,                 
y cojo el cuchillo,                               
como agarrándome a la vida                       
que tengo todavía                                 
entre estos niños y junto a estas frutas.

José García Nieto


No hay comentarios:

Publicar un comentario