lunes, 27 de febrero de 2012

El acantilado


NOT FOR SALE

Barrancos, selvas, peñas, soledad.

La selva, con su balanceo, parece acercarse; las rocas dejan sentir su peso aquí; aférranse al suelo las raíces; los apretados troncos se lanzan en lo alto; onda tras onda sale con ímpetu; la profundísima gruta ofrece albergue; mudos, apacibles alrededor de nosotros, se arrastran los leones respentado el lugar consagrado, santo asilo del amor.

Goethe: Última escena del Fausto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario